Detectores especiales

Además de detectores estándar, Apollo también ofrece toda una gama de detectores especiales diseñados para todo tipo de usos.

Los detectores lineales ofrecen una solución rentable para proteger espacios abiertos amplios. Una única unidad instalada en una pared puede detectar humo en un área de hasta 1500 m2 (BS5832), una cobertura mayor que la de los detectores puntuales tradicionales. Los haces de luz de los detectores lineales son el método ideal para proteger áreas como almacenes, teatros o centros deportivos.

Tipos de detectores lineales:

Autoalineación: Incluye un transmisor/receptor combinado que se controla por medio de un panel de control de fácil acceso y bajo nivel. Tal y como su nombre indica, el detector compensa el movimiento del edificio.

Reflectante: El receptor/transmisor combinado proyecta un haz de luz hacia un prisma instalado en el muro opuesto.

De extremo a extremo: Consiste en un transmisor, un receptor y una interfaz separados.

Los detectores de llama son eficaces para proteger lugares donde pueden producirse incendios con llama. Existen varias técnicas de detección: Rayos ultravioleta (UV), infrarrojos (IR) o una combinación de ambos:

IR2: Alta inmunidad a fuentes falsas (zonas de interior).

IR3: Excelente inmunidad a fuentes falsas (zonas de interior o exterior).

UV/IR2: La inmunidad más alta a fuentes falsas (zonas de interior o exterior).

Por lo general, los detectores de llama UV se usan en salas de motores, fábricas y almacenes. Los detectores de llama IR toleran ambientes sucios en los que las radiaciones UV pueden bloquearse y, generalmente, se usan en instalaciones para el tratamiento de residuos, la impresión en color o la fabricación de papel. La gama de detectores de llama de Apollo cumple la norma EN54-10.

Los detectores para conductos están diseñados para detectar humo en el aire que circula por los conductos de calefacción y ventilación en instalaciones comerciales e industriales. Se componen de una carcasa especial completa con entubación integral que toma muestras del aire que circula a gran velocidad para conseguir un funcionamiento normal del detector.